Skip to content

EL RODEO

by en septiembre 27, 2012

Cuando te cercenan la calidad de vida dejándote sin trabajo, sin más proyectos de desarrollo en el futuro que un discurso tan sólido y esperanzador que ni un niño de 3 años tomaría como válido, a saber: “hay que hacer lo que hay que hacer aunque duela y no nos guste porque más adelante lo agradecerán  todos ustedes”.Cuando las protestas se multiplican por doquier y en Madrid hay manifestaciones cada día y como respuesta se recibe “Hay que hacer caso a la mayoría silenciosa que no se manifiesta” (argumento que puede ser rebatido de la misma manera con las abstenciones en las elecciones o los 47 millones menos 1500 que vayan a un mitin de un partido). Cuando se utiliza la fuerza de las FCSE en la calle para aplastar no ya sólo al radical violento sino a un chino que pasaba por allí o a transeúntes/trabajadores  que volvían a casa en la estación de Atocha. Cuando Rajoy fuma puros en Nueva York mientras todo esto sucede, la oposición carece de toda credibilidad puesto que nos llevó hasta unos kilómetros más arriba del barranco en el que estamos metidos y el resto de partidos tienen como único objetivo revolotear como cuervos alrededor de las sobras de los futuros votos que ya no serán de los otros dos. Cuando el Congreso de los Diputados está rodeado de policias, a su vez rodeados de manifestantes y a su vez rodeados ambos de políticos que tienen la desfachatez de hablar del 23 F. Cuando los policías no salen identificados (podrían ser carpinteros vestidos de policías, o yo mismo disfrazado de UIP pegando hostias, nadie podría decirme nada). Cuando sindicatos legales arramplan con carros de la compra en supermercados, cuando ex presidiarios por estafa bancaria se presentan a las elecciones gallegas y los medios de comunicación te distraen hablando del borrajato del Ecce Homo, de la tristeza de Cristiano Ronaldo, de las pajas de la concejala de Los Yébenes, de que Eurovegas y su Gomorra nos harán de nuevo ricos,  de que Cataluña es independiente y soy un salvador mesiánico cuando el año pasado tenía que entrar en helicóptero para no salir apaleado del Parlament.  Cuando  ya ha prescrito periodísticamente Urdangarín, el rescate que llegará pero no nos dolerá, Camps, la Infanta, los elefantes del Rey, Pepín Blanco y los EREs andaluces…

Es entonces cuando te puedes permitir el lujo de escribir toda esta parrafada sin que se te despeine ni una ceja (de las buenas en este caso) y llegues a la conclusión de que quizás nada merezca la pena, de que nada cambiará, de que las elecciones gallegas serán y ganarán los de siempre o los de al lado porque la gente de “bien” sigue siendo la silenciosa y habrá que esperar a que nos demos cuenta en este país, tarde como siempre, de que nos están engañando y de que a lo mejor Napoleón no iba de paso a Portugal y realmente nos han invadido los franceses y haya que echarlos a gorrazos desde Sierra Morena después de haber hecho chanzas con Pepe Botella.

Al tiempo.

Salud.

Perro Miserable.

Anuncios

From → ACTUALIDAD, POLÍTICA

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: